Formación deportiva inteligente

Tipos de tarea

Los tipos de tareas permiten abordar objetivos específicos durante la sesión de entrenamiento.
Diego Valtierra
8 Estrategias psicológicas clave para potenciar la motivación de tu equipo de fútbol.

En publicaciones anteriores hemos discutido qué es una metodología de entrenamiento. Esta se define como el conjunto de estrategias, técnicas, medios y objetivos utilizados para enseñar y mejorar las habilidades de los futbolistas. La metodología se centra en un medio para llegar a un fin, es decir, en cómo, cuánto, cuándo, dónde, quiénes y qué objetivos trabajar. Hoy exploraremos el cómo abordar un objetivo específico a través del tipo de tareas. Los principales tipos de tarea son:

Tipos de tarea
  • Activación: la activación se refiere a las tareas que sirven para la preparación mental y física de los jugadores antes de un entrenamiento. Implica despertar la concentración, la agilidad y la disposición para competir.
  • Juego lúdico: el juego lúdico se refiere a cualquier actividad recreativa o deportiva adaptada al fútbol. Estos juegos suelen ser divertidos y fomentan la participación activa de los jugadores mientras desarrollan habilidades técnicas y tácticas.
  • Tecnificación: la tecnificación se centra en mejorar las habilidades técnicas individuales de los jugadores. Incluye ejercicios específicos para perfeccionar el control del balón, los pases, los tiros y otras destrezas fundamentales del fútbol.
  • Rueda de pases: la rueda de pases son ejercicios en el que los jugadores forman una figura y se pasan el balón hasta volver al inicio sucesivamente. Puede ser dirigida, si el entrenador indica cómo y a quien deben ir los pases o libre, si el entrenador da libertad a los jugadores.
  • Circuitos físicos/técnicos: Los circuitos físicos/técnicos son una serie de ejercicios organizados para trabajar aspectos tanto físicos como técnicos. Estos circuitos incluyen acciones condicionales como sprints, saltos, así como técnicos como tiro a portería, conducciones, pases… etc
  • Duelos: los duelos son situaciones en las que dos jugadores compiten directamente por el balón. Pueden ser duelos de marca, disputas aéreas o enfrentamientos uno contra uno.
  • Rondo: el rondo es un ejercicio de entrenamiento en el que un grupo de jugadores intenta conservar el balón mientras los defensores intentan recuperarlo. Los reinicios se realizan cuando hay una pérdida. Es útil para mejorar la circulación rápida del balón y la toma de decisiones.
  • Juego de posesión: en el juego de posesión, el objetivo principal es mantener el balón el mayor tiempo posible. Este tipo de tarea no tienen direccionalidad y pueden incluir transiciones.
  • Juego de posición: el juego de posición se basa en que los jugadores usen posiciones específicas en función al sistema de juego. Estas tareas siempre tienen direccionalidad e incluyen habitualmente transiciones.
  • Transiciones: las transiciones se refieren al cambio rápido entre defensa y ataque o viceversa. Son tareas perfectas para que los jugadores se adaptarse rápidamente a los diferentes momentos del juego.
  • Finalizaciones: las finalizaciones son tareas orientadas a la fase de finalización, es decir, en el último tercio del campo. En este tipo de tareas el objetivo es trabajar los movimientos con y sin balón además de los tiros y remates a portería.
  • Situaciones tácticas: las situaciones tácticas son escenarios específicos en el juego en las que los jugadores deben aplicar tácticas específicas según la situación.
  • Situaciones ABP: las situaciones ABP (Acciones de Balón Parado) se refieren a momentos en los que el balón está detenido, como faltas directas o indirectas, saques de esquina o saques de banda.
  • Partido real: el partido real es un juego completo entre dos equipos, siguiendo las reglas y condiciones de un partido oficial.
  • Partido condicionado: el partido condicionado es un juego adaptado con ciertas restricciones o reglas de provocación para que se dé una situación particular que se quiera trabajar.
  • Partido modulado: es una situación real de partido en la que un equipo se encuentra en circunstancias desafiantes. Por ejemplo, imagina que un equipo está ganando 1-0 pero tiene un jugador menos debido a una expulsión. En esta situación, el equipo debe adaptarse tácticamente para mantener su ventaja y defenderse eficazmente contra el equipo rival.
En resumen, la elección de cómo trabajar un contenido es fundamental para el éxito del entrenamiento. El entrenador debe ser consciente de qué tipo de tarea es más conveniente para su equipo y sus jugadores. Esta decisión marcará la diferencia en el desarrollo de las habilidades, el rendimiento en el campo y la consecución de los contenidos como objetivos. ¡Buena suerte en tu enfoque hacia los objetivos de entrenamiento! 🚀⚽

Otros artículos relacionadas