Consejos y estrategias de entrenamiento

¿Qué es el feedback y por qué es crucial?

Los entrenadores de fútbol desempeñan un papel fundamental en el desarrollo de habilidades, la formación del carácter y el éxito de los equipos. Para convertirte en un excelente entrenador, es esencial dominar el arte del "feedback".
Diego Valtierra
La importancia del feedback a tus jugadores como entrenador de fútbol

El fútbol es mucho más que un juego; es una pasión que une a personas de todas las edades y culturas en todo el mundo. Los entrenadores de fútbol desempeñan un papel fundamental en el desarrollo de habilidades, la formación del carácter y el éxito de los equipos. Para convertirte en un excelente entrenador, es esencial dominar el arte del «feedback».

Muchas veces en los campos escuchamos frases como “No sabemos ni dar un pase”, “Todos los desmarques los estás haciendo mal”, “Tenemos que poner más intensidad” pero… ¿Es la mejor forma de dar información o comunicarnos? ¿Se le ha explicado durante la semana previa al partido al jugador cómo se debe desmarcar? ¿Es “intensidad” lo que le falta al equipo o solo se recurre a esa palabra cuando no se sabe qué decir o corregir?

Hoy exploraremos qué es el feedback y por qué es tan crucial en el mundo del fútbol. Además, te proporcionaremos consejos prácticos sobre cómo implementarlo de manera efectiva en tus entrenamientos para maximizar el potencial de tus jugadores.

¿Qué es el feedback?

El feedback, en el contexto del entrenamiento deportivo, se refiere a la información proporcionada a los jugadores sobre su desempeño. Puede ser tanto positivo como constructivo y se utiliza para mejorar el rendimiento individual y colectivo. El feedback efectivo no solo se trata de señalar errores, sino también de reconocer los logros y proporcionar orientación para el progreso.

“La diferencia entre un buen Entrenador y un Entrenador TOP es el feedback”

¿Por qué es crucial el feedback en el fútbol?

  • Mejora continua: El feedback constante es esencial para el crecimiento de los jugadores. Les ayuda a comprender qué están haciendo bien y en qué áreas necesitan mejorar. Esto crea un ambiente de aprendizaje positivo.
  • Motivación: Reconocer los esfuerzos y los logros de los jugadores los motiva a dar lo mejor de sí mismos. Cuando los jugadores se sienten valorados, están más comprometidos y dispuestos a trabajar duro.
  • Corrección de errores: El feedback constructivo ayuda a los jugadores a corregir sus errores de manera eficaz. Les muestra cómo pueden abordar las debilidades en su juego y convertirlas en fortalezas.
  • Fortalecimiento del espíritu de equipo: El feedback positivo no solo beneficia a los jugadores individualmente, sino que también fortalece la cohesión del equipo. Cuando los jugadores se apoyan mutuamente, el rendimiento del equipo mejora.

¿Cuánto feedback?

Hay una cierta tendencia en los entrenadores a estar “radiando” continuamente en los entrenamientos, pero especialmente en los partidos y eso es demasiado feedback, por tanto, es negativo.

Si el objetivo es la tarea X, todo el feedback y toda la atención debe ir al objetivo X, y no al objetivo Y. Por ejemplo, en una tarea de 1 vs 1 donde el objetivo es el regate, se debe evitar feedbacks sobre la defensa. Hay que tener en cuenta que la capacidad de atención es limitada y se dispersa (especialmente en las primeras edades futbolísticas)

Consejos para proporcionar un feedback efectivo:

  • Sé específico: En lugar de comentarios vagos como «tira mejor» o «despeja bien», proporciona detalles específicos sobre lo que el jugador hizo bien o mal. Por ejemplo, «Tu regate fue excelente, pero al tirar, intenta colocar el pie de apoyo al lado del balón para no desestabilizar el cuerpo».
  • Sé oportuno: Proporciona feedback durante o inmediatamente después de una sesión de entrenamiento o un partido. Esto permite que los jugadores comprendan cómo pueden aplicar los consejos de manera inmediata. Evita el feedback en momentos de calentura o con mucha situación de estrés, en estos casos, el mensaje no suele interiorizarse.
  • Mantén un tono positivo: Aunque debes señalar los errores, hazlo de manera constructiva y alentadora. Evita comentarios negativos que puedan desmotivar a los jugadores. Recuerda además que la comunicación no verbal es tan, o más importante, como la comunicación verbal.
  • Escucha a tus jugadores: Fomenta la retroalimentación bidireccional. Pregunta a tus jugadores cómo se sienten acerca de su desarrollo y qué pueden necesitar de ti como entrenador.
  • Prepara los Feedbacks: Cuando se crea una sesión de entrenamiento, se deben pensar los feedbacks que se darán en cada tarea. Esto ayudará a reforzar la consecución de los objetivos previstos en la sesión.
  • Establece metas claras y alcanzables: Ayuda a los jugadores a establecer metas individuales y trabaja con ellos para alcanzarlas. El feedback debe estar alineado con estas metas.

En resumen, el feedback es una herramienta poderosa en el arsenal de un entrenador de fútbol. Cuando se proporciona de manera efectiva, puede marcar la diferencia en el rendimiento de tus jugadores y en el éxito de tu equipo. Practica la habilidad de dar feedback, y verás cómo tus jugadores se convierten en deportistas más confiados y competentes en el campo.

¡El fútbol es un deporte de equipo, y el feedback bien administrado puede llevar a tu equipo hacia la victoria!

Otros artículos relacionadas